Entrar

Del Renacimiento a la Ilustración: Cronología (III)



1650, en este año, Bartolomé Esteban Murillo, nacido en Sevilla en 1618, y falleciendo en 1662, pinta el famoso cuadrado de la “Sagrada Familia del pajarito”, destacada obra que se corresponde al estilo naturalista, que en Sevilla, habían puesto de moda Zurbarán y Velázquez. Murillo, debido a sus firmes creencias religiosas, y a una devoción especial a María, pinto principalmente para claustros e iglesias sevillanas, ciudad ésta, en la que en 1660, fundó la Academia de Bellas Artes. Sus grandes telas y tablas representan historias bíblicas, así como escenas de la vida de los santos. Las obras de éste artista se hallan dispersas por todo el mundo, ejemplo de ello son, “La cocina de los ángeles”, y, “El nacimiento de la Virgen”, que se encuentran en París, o, “Las dos Trinidades”, que puede verse en Londres. En Madrid, entre muchas otras, se exhiben, “La adoración de los pastores”, y “La Inmaculada Concepción”, obra ésta última, realizada con una especial impronta.



1658, Jan Swammerdam, anatomista y zoólogo holandés, observando por primera vez los glóbulos rojos de la sangre, determinó que los glóbulos rojos o hematíes de la especie humana, al igual que los de los demás mamíferos, excepto los camélidos, eran unos corpúsculos de la sangre circulante de forma redondeada, ligeramente bicóncavos y sin núcleo. Estos en el ser humano, se forman en la médula ósea, y suelen alcanzar la cifra de cinco millones por mm3., debiendo su color rojo a la hemoglobina, y estimándose, que los mismos tienen una vida media de ciento veinte días.

El 6 de diciembre de 1658, muere Baltasar Gracián, que había nacido en Belmonte (Zaragoza), en 1601. Este jesuita, escritor y moralista, con palabra firme y concisa defendió la superioridad de la mente y teorizó sobre la forma de obtener reconocimiento social. Junto a Quevedo, fue el máximo representante del conceptismo, publicando su primera obra, “El héroe”, en 1637, siendo su trabajo cumbre, “El criticón”, que data de los años 1651-1657, obra que resulta ser una amplia y rica radiografía del comportamiento humano. Cultivando la prosa didáctica y filosófica, Gracián está considerado, como un claro precursor del existencialismo y de la postmodernidad, influyendo primero, en importantes librepensadores franceses, y más tarde en la filosofía de Schopenhauer.



1661, aunque había sido proclamado rey en 1643, cuando únicamente contaba con cinco años, en éste año, al fallecer el cardenal Mazarino, primer ministro durante la regencia de su madre, Ana de Austria, Luis XIV el Rey Sol, asumió el gobierno de Francia. Prototipo del absolutismo monárquico, era fatuo y orgulloso, estando convencido de que era el más grande rey del mundo y de que ésa condición la debía a la voluntad de Dios, actitud ésta que no era extraña a todos los monarcas de su tiempo. Impulsó el desarrollo de las artes y las letras, creando las academias de Ciencias, de Bellas Artes y de Música. Él, fue quien mandó construir el Hospicio de los Inválidos, destinado a alojar a los soldados mutilados de la guerra, preocupándose también del embellecimiento de la ciudad de París. La estructura con la que organizó su gobierno subsistió prácticamente hasta 1789, cuando la revolución acabó con la monarquía. Figura destacada de su reinado, fue Colbert, el más importante de sus ministros, que como encargado de Finanzas y Marina, le proporcionó fondos suficientes para sostener numerosas guerras, fundar escuelas militares y conseguir tener el ejército y la flota más poderosa de su tiempo. También se preocupó por la industria y el comercio, implantando nuevas fábricas, como las de porcelana y espejos, creando asimismo la Manufactura de los Gobelinos, que produjo los famosos tapices, construyéndose asimismo entonces, el Canal del Mediodía, para unir el Mediterráneo y el Atlántico.

1665, fallece en este año Felipe IV, que a pesar de haber evidenciado ser un rey inteligente, careció, al igual que su padre Felipe III, de carácter. Cuando en 1621 accedió al trono, halló un reino arruinado y controlado por los sucesivos validos. No obstante fue un hombre culto que prodigó su apoyo a numerosos artistas, consiguiendo reunir una espléndida colección pictórica, y favoreciendo a la vez, la creación literaria. Sin embargo, mientras asiste al florecer del Siglo de Oro, su reinado contribuye al hundimiento de España, y a la vez, al de la dinastía de los Austrias.



1666, Europa continental es dominada por una mayoría de gobiernos que adoptan la forma absolutista. Ésta se sustenta en la teoría de que  el rey ejerce el máximo poder, estando por encima de las leyes y del pueblo, pero no significando que todo ello conlleve al despotismo o a la tiranía, por mantener, que él como rey, tiene necesariamente que respetar el derecho divino y natural. En el trasfondo de este comportamiento, se  hallaba la lucha soterrada, por el poder, de la monarquía contra la nobleza, estableciéndose la unión de la primera con la burguesía, con lo que ésta iba consiguiendo sucesivamente un extraordinario aliciente para sus negocios.

Isaac Newton, físico, matemático y astrónomo inglés,  establece la ley de la caída de los cuerpos, base de su teoría general sobre la gravitación universal, concebida tomando como referencia la Ley de la Gravedad. Entre sus abundantes descubrimientos científicos, destacan los trabajos que llevó a cabo sobre la naturaleza de la luz y la óptica, lo mismo que los concernientes al desarrollo del cálculo matemático.



1675, en éste año, a orillas del Támesis y cerca de Londres, se construye el Observatorio de Greenwich. Entre los años 1884 y 1911, al lugar en el que se halla ubicado, internacionalmente se reconocería como, el que desde entonces, se considera establecido el meridiano cero.



1676, el 25 de diciembre de aquel año, se inicia algo que sería tradicional en la política española, como fueron los pronunciamientos militares. En la citada fecha, el ejército al mando de Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV, obligó a huir al Escorial al primer ministro de Carlos II, Fernando de Valenzuela, confidente de la reina y conocido con el apodo de, “duende de palacio”.







1679, el físico francés, Denis Papin, considerado como uno de los inventores más fecundos e importantes de su generación, inventó  la primera olla de vapor u olla de presión para cocinar, que él llamó “digesteur”, a la cual con posterioridad añadió una válvula de seguridad para evitar explosiones. Años más tarde, inventó y demostró la primera bomba centrífuga, cuyos principios después adaptó a una máquina que propiciaba la ventilación a las minas. Él, asimismo concibió la idea de aplicar la fuerza del vapor para accionar un pistón dentro de un cilindro, teniéndosele que atribuir igualmente, el invento del principio del sifón.




1683, comienza el declive del poderío otomano en Europa central y la recuperación de Austria como gran potencia europea. El hecho desencadenante de esta nueva etapa, es la derrota que el 12 de septiembre del mencionado año infringió, en una batalla mantenida a las puertas de Viena, a un ejército compuesto por más de doscientos mil turcos, una coalición de bastantes menos efectivos, formada por tropas imperiales, sajonas, bávaras y polacas.



1686, la continua crisis de la economía española, agravada por la deflación de 1680, acompañada a su vez, desde 1683, de graves sequías y alzas constantes de precios, obliga a un nuevo reajuste monetario. La Corona se ve obligada a devaluar en un 25% el valor de la plata. El real que hasta entonces valía ocho reales pasa a tener un valor de diez.


1687, los enfrentamientos que vienen manteniendo en torno a Atenas, venecianos y turcos, ocasionan daños irreparables en los edificios de la Acrópolis, ya que los primeros lanzaron una granada contra el Templo del Partenón, el cual los turcos lo venían utilizando como polvorín.



Del Renacimiento a la Ilustración: Cronología (II)

1634, Pedro Calderón de la Barca, compone el drama, “La vida es sueño”. En sus creaciones como, “El Alcalde de Zalamea”, o, “El gran teatro del mundo”, repercute el sentimiento religioso y monárquico, al igual, que el anhelo de justicia de la sociedad de su época.

1635, de vuelta de Italia, en donde para el Papa Inocencio X, realizó algunas de sus obras más famosas, Velázquez se instala en Madrid. Sus pinturas en ésta época destacan por sus soberbias invenciones cromáticas, lo mismo que por la audacia y libertad de composición y ejecución. Su preocupación principal, no es por lo que pinta sino por la manera de hacerlo, prevaleciendo sobre todo en la realización de sus trabajos, la pasión por los detalles. Obras como, Las Hilanderas”, se basan en el cromatismo y, a la anticipación, a una sensibilidad plástica que tardaría bastante en manifestarse en otros artistas.



1637, el filósofo y matemático francés, René Descartes, autor de la famosa afirmación “pienso luego existo”, publicó su obra, El discurso del método. En la misma, intenta exponer una nueva teoría del conocimiento, persiguiendo con ello, liberar a éste del autoritarismo y dogmatismo, tanto de la escolástica como del despotismo de la religión. También en el referido estudio, pretende lograr el establecimiento de un método, para que la Filosofía fije verdades equiparables a las evidencias matemáticas.



1640, en Cataluña tiene lugar la revuelta que origina la población rural en contra del mal gobierno del virrey, hecho que conduciría al inicio inmediato de la llamada Guerra dels Segadors, que se prolongaría hasta el año 1652.
Apoyada por el poder que ostentaba la Casa Braganza, el 1º de diciembre de este año, se produce la sublevación que conllevaría la separación de Portugal de la Corona de Castilla, a la que había estado unido durante sesenta años. Con el nombre de Juan IV, fue nombrado rey, el miembro de la citada Casa, el Duque de Braganza.

1641, encabezada por el Duque de Medinasidonia, y el Marqués de Ayamonte, se descubre una conspiración que perseguía crear un reino independiente en Andalucía.
Luis Vélez de Guevara, nacido en Écija en 1579, y fallecido en Madrid, en 1644, da a conocer su espléndida novela satírica, “El diablo cojuelo”. Licenciado en Artes, ocupó diversos cargos de carácter religioso y militar, escribiendo preferentemente obras teatrales que encerraban dramas históricos.

1642, el Parlamento Inglés, enfrentado entonces a su rey Carlos I, crea el Copyright, dictando una ley por la que se prohíbe la publicación de cualquier obra literaria, filosófica, técnica o científica, sin la autorización previa del autor.

El Papa Urbano VIII, lanza un anatema oficial contra el uso del tabaco, por considerarlo un vehículo perturbador de la armonía familiar, inductor de alucinaciones y de prácticas aberrantes, que contribuyen también a la discordia social.

1645, pintor de monjes y santos, Francisco de Zurbarán, que nació en 1598, muriendo en 1664, en este año 1645, trabaja de manera exclusiva para conventos de América Latina. Hasta entonces había tenido, de 1617 a 1628, una extraordinaria actividad en su taller de Llerena, y  posteriormente, un destacado ciclo pictórico, entre los años 1638 y 1640, para el Monasterio Cartujo de Jerez de la Frontera. La obra de este gran pintor se caracteriza por la realización de grandes cuadros, representando muchos de éstos espléndidas escenas para  retablos. También elaboró abundantes series de figurillas de monjes en actitud de recogimiento, y hermosos bodegones.

Probable autorretrato de Zurbarán (detalle de su obra San Lucas como pintor, ante Cristo en la Cruz).


El 18 de septiembre de 1645, muere Francisco de Quevedo Villegas, quien había nacido en Madrid, en 1580. Está considerado como el polígrafo más celebre que hubo en España a lo largo del S. XVII, siendo un estudioso de Humanidades, Filosofía y Teología, estaba en posesión igualmente, de unos amplios conocimientos científicos y matemáticos, pasando asimismo por ser el hombre de su época que más lenguas habla. Destacó tanto por ser una persona de acción incansable, como por su permanente actitud polemista, y mantener un comportamiento de satírico temible. Su admirable y extensa obra, de las principales de la Literatura Española, va más allá de la sátira, creando el conceptismo, removiendo las raíces del lenguaje. De ella hay que destacar, sobre todo, la prosa humorística, algo que se revela en sus libros, “El Buscón”, y “Sueños”, el primero que viene a ser una viva pintura de la época, puede incluirse entre lo mejor que se ha producido en su género en la literatura española, y respecto al segundo, es una sátira ardiente, con importantes  dosis a la vez, de estremecedora amargura.  



1647, bajo el reinado de Felipe IV, tiene lugar una nueva bancarrota de la hacienda española, algo, que motivado por el descomunal y creciente gasto de la política imperial, venía caracterizando a los Austrias. Los tributos recaudados por ella, se dedicaban exclusivamente a satisfacer los gastos de la casa real, la alta burocracia, la deuda pública, y sobre todo, los gastos militares. Durante el reinado de Felipe IV, la fiscalidad alcanzó una importancia inusitada, al crearse numerosísimos y nuevos impuestos.

El estadista inglés Oliver Cromwell, desencadenada en 1642 la guerra civil en su país, después de su exitosa marcha militar sobre Londres, en 1647 somete a juicio al rey Carlos I, firmando su sentencia de muerte y proclamando la república (Commonwealth). Nombrado lord protector de Inglaterra, rechazó la realeza que le ofreció su propio Parlamento, disolviendo este organismo, haciendo revertir el poder sobre él y su ejército. Aunque a su muerte se derrumbó la Commonwealth, por falta de un caudillo competente, él, gobernó con sabiduría, reorganizó la Iglesia nacional bajo principios de tolerancia, concedió a Escocia e Irlanda representación en el nuevo Parlamento, fomentó el comercio, colocó a su país a la cabeza del protestantismo europeo y dejo huella indeleble en la vida británica.




1648, muere Gabriel Téllez, más conocido como Tirso de Molina, que había nacido en 1584. Éste, a pesar de ordenarse como sacerdote en 1601, escribió comedias que sus superiores consideraron incompatibles con su condición de religioso. La inmortalidad de sus obras, se debe  principalmente a la comedia, “El burlador de Sevilla o convidado de piedra”, en la que da cuerpo al personaje de Don Juan. Destacan también, “Don Gil de las calzas verdes”, comedia de intriga y enredo, y, “El condenado por desconfiado”, drama teológico del teatro barroco español.

Del Renacimiento a la Ilustración: Cronología (I)

Del mismo modo que el ocaso de la Edad Media trajo consigo a la Humanidad, la energía que impulsaría el extraordinario acontecimiento que para toda ella, en el mundo occidental, representaría el Renacimiento, mediada la Edad Moderna, los hombres de ese mismo mundo occidental, lograrían otra vez hacer acopio de la fuerza necesaria, con el fin de dar un nuevo y trascendental impulso para evitar el estancamiento y conseguir una evolución que determinaría tanto su historia como unas nuevas formas de vida. Este nuevo empuje, no solo tuvo asombrosos efectos en el individuo y la sociedad de aquel tiempo, sino que su repercusión, de manera inequívoca, puede apreciarse actualmente, en los albores del tercer milenio.

A este extraordinario periodo, que en Europa puede situarse  entre los años 1680 y 1789, coincidiendo con el desarrollo y explosión del Barroco en las diferentes artes, se le conoce como el de La Ilustración, pero es asimismo también denominado como el “Siglo de las Luces”, del “Enciclopedismo”, o de la “Razón”. Al mismo contribuyeron dos importantes acontecimientos, y que en gran medida bien pueden considerarse como un brillante colofón, estos fueron, la fundación de los Estados Unidos de América, en 1782, y la Revolución Francesa, ocurrida entre los años 1789 y 1799.

Por estimar, que tanto para entender, al menos en cierto modo, la Historia, y los sucesos que componen su inagotable crónica, es preciso no olvidar los diferentes acontecimientos acaecidos, al igual que a los principales protagonistas de los mismos, nos vamos a disponer a enumerar cronológicamente algunos de los primeros, citando a la vez a los segundos. Esto comenzaremos haciéndolo desde que a finales del S. XVI, se considera concluido el Renacimiento, hasta que muy avanzado el S. XVIII, se consolida el episodio de La Ilustración. Así, y antes de adentrarnos en el resumen de lo que fue La Ilustración, lo haremos, ante la imposibilidad de efectuarlo de forma pormenorizada y exhaustiva, a modo de un intermitente flash, dirigiendo discrecionalmente el foco de nuestra atención, a algunos de los más destacados hitos, de índole político, social, cultural, religioso e incluso científico, que jalonaron tan fascinante, ambicioso y decisivo recorrido.

1598, el 13 de septiembre, muere en El Escorial, Felipe II, y con su desaparición se inicia el declive de los Austrias, comenzando la dominación y el protagonismo en la política de los sucesivos validos.
También en aquel año se recrudece la actividad del bandolerismo catalán, hecho que se venía produciendo desde mediados del S. XIV.

1605, en Londres se estrena una de las obras más conocidas del poeta y dramaturgo, William Shakespeare, Macbeth”, tragedia escrita en cinco actos, en prosa y verso.
Se realizan algunas de las más importantes imágenes y pinturas del Barroco español, como el “Cristo Yacente”, de Gregorio Fernández, la “Adoración de los pastores”, de Juan Pantoja de la Cruz, la “Caída de los ángeles rebeldes”, de Eugenio Cajés, o la “Adoración de la Sagrada Forma”, de Claudio Coello.

En  este año tiene lugar la decadencia, en Castilla, del Honrado Concejo de la Mesta, cuya fundación fue promovida en 1273, por Alfonso X El Sabio.
Miguel de Cervantes publica la primera parte del Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha, cuya impresión fue autorizada por privilegio real de fecha 26 de Septiembre de 1604.


1609, Felipe III decreta la expulsión de los moriscos, descendientes de la población de religión musulmana, este hecho contribuiría de manera decisiva a la ruina del campo español.

1613, se comienza a conocer en los medios literarios españoles el extenso poema, “Las soledades”, de Don Luis de Góngora y Argote, que nació en Córdoba, el 11 de Julio de 1561, muriendo en la misma ciudad, el 23 de Mayo de 1627, habiendo sido capellán de Felipe III. Pese a la permanente disputa que mantuvo con Quevedo, con él, forma parte de los destacados representantes de la llamada Literatura Barroca, que más hicieron por el castellano.
Félix Lope de Vega y Carpio, nacido en Madrid, el 25 de Noviembre de 1562, donde también fallecería en 1635, redacta su obra más característica, Fuenteovejuna. Este interesante personaje, en 1583, participa en la expedición a Las Azores, y en 1587, es enjuiciado y condenado por difamación. Al año siguiente se embarcó en la Armada Invencible, y para prestar servicio al Duque de Alba, en 1595, se traslada a Alba de Tormes. Su vida personal, repleta de complicadas relaciones amorosas, concluyó con el sacerdocio. La peripecia personal que protagonizó, quedó claramente reflejada en su obra literaria, identificada con el género dramático, abarcando desde la temática histórica hasta la de corte pastoril.

1616, La Iglesia cuestiona los descubrimientos científicos, siendo ejemplo de ello, el concerniente a Galileo Galilei, que compartía las teorías copernicanas. Así, con la intervención de la Inquisición, se origina el divorcio entre la Iglesia y las Ciencias Naturales.
El 23 de abril de este año, mueren Miguel de Cervantes y William Shakespeare, el primero había nacido en 1547 y el segundo, el año 1564.


1618, tiene lugar la Defenestración de Praga, que afectando principalmente a Bohemia y a los países de su entorno, originó en Europa, la conocida como Guerra de los treinta años. En la misma se implicaría España, en defensa del Catolicismo y de la Casa de Austria. Fue un conflicto de carácter internacional con dos vertientes, la guerra de religión entre católicos y protestantes, y la pugna por la hegemonía en Europa, entremezclándose la defensa de los intereses particulares y el siempre intrigante juego de solidaridades dinásticas.

1622, en éste año, Richelieu, por mediación de María de Medicis, reina regente de Francia, hasta que su hijo Luis XIII ocupó el trono, fue nombrado cardenal por Gregorio XV. Ya en el trono Luis XIII, en 1624, éste, lo elevó al cargo de primer ministro, que desempeñó con poder omnímodo, como dueño absoluto de los destinos de Francia, hasta su muerte en el año 1642. En 1635, fundó la Academia Francesa, teniéndose que atribuir también a él, la conclusión de los desordenes internos provocados por las guerras religiosas, el dotar al rey de poder absoluto, y su contribución a debilitar el poder de los Austrias, ayudando al rey sueco, Gustavo II Adolfo, en la guerra de los treinta años. También como consecuencia de su intervención en ésta confrontación, ganaría para su país la Alsacia, y más tarde, después de prestar su apoyó a la rebelión portuguesa contra España, lo mismo que a la sublevación de Cataluña, atacando a nuestro país, éste, acabaría perdiendo entonces Artois y el Rosellón.

1625, entre los días 1 y 7 de noviembre, tiene lugar el ataque inglés a Cádiz, que es rechazado, obligándoles a retroceder, a la vez que sufrían importantes pérdidas tanto de vidas como de dinero y prestigio. Este sería el único y gran enfrentamiento que tendría lugar en la guerra anglo-española mantenida entre los años 1624-1630, que fue declarada en 1624, alentada por Carlos I de Inglaterra, para lo que contó con el apoyo de las Provincias Unidas de los Países Bajos, y cuya objetivo era atacar un puerto importante español, para apoderarse de la flota de Indias proveniente de América.

1630, José de Ribera, autor de obras pictóricas claves del estilo conocido como Tenebrismo Español, instalado en Nápoles desde 1616, pinta una de sus obras más representativas, El martirio de San Bartolomé.


1633, treinta y tres años después de la muerte en la hoguera del filósofo, Giordano Bruno, por negarse a rechazar sus ideas panteístas, el matemático y astrónomo Galileo Galilei, arrodillado delante de la Inquisición, abjura desus teorías astronómicas.

Salamanca y el Renacimiento (y XVI)

SALAMANCA Y EL RENACIMIENTO



wikipedia
Teresa de Cepeda y Ahumada, SANTA TERESA DEJESUS, nació en Ávila, en 1515, y después de morir en Alba de Tormes (Salamanca), en 1582, fue enterrada en Ávila, pero conociendo este hecho el Duque de Alba, hizo gestiones en Roma fruto de las cuales finalmente sus restos regresaron al Convento de la Anunciación de la Villa Ducal salmantina.

Fue religiosa y escritora mística. Como religiosa su figura destaca por ser la que llevó a cabo la Reforma de la Orden del Carmelo, fundando la orden que se conoce como Carmelitas Descalzas de Nuestra Señora del Monte Carmelo, caracterizada por la austeridad, la pobreza y la clausura. Entre los años 1570 y 1573, fundó en Salamanca el séptimo convento y seguidamente el de Alba de Tormes, redactando por entonces en la capital salmantina, obedeciendo a su director espiritual el jesuita Ripalda, el “Libro de las fundaciones”.

Sus trabajos literarios amplios y de extraordinaria repercusión en el campo de la mística española y europea, traducidos a varios idiomas, abarcan la poesía lírica-religiosa, obras místicas de carácter didáctico, escritos breves y sueltos, y abundantes cartas publicadas en diferentes epistolarios. El catálogo de su obra lo componen títulos como: “Vida”, “Camino de la Perfección”, “Meditaciones sobre los Cantares”, “Moradas”, “Relaciones espirituales”, “Exclamaciones”, “Libro de las fundaciones”, “Constituciones”, “Visita de Descalzas”, “Avisos”, “Ordenanzas de una cofradía”, “Apuntaciones”, “Desafío espiritual”, y “Vejamen”. Teresa de Jesús al escribir tal como hablaba, origina que en su labor literaria se resienta la sintaxis, pero en cambio hace que su estilo sea inimitable, lleno de gracia y espontaneidad.

El 4 de marzo de 1922, la Universidad de Salamanca, en sesión del claustro ordinario, presidido por el entonces vicerrector, Miguel de Unamuno, tras oír el dictamen de la comisión de claustrales leído por el profesor de literatura, doctor García Bouza, por aclamación, se acordó conceder a la santa abulense el título de doctora honoris causa de la universidad, y celebrar un acto literario en su honor. Este se llevaría a cabo con la máxima solemnidad y brillantez en el paraninfo el 6 de octubre de 1922, en el que el propio rector, doctor Maldonado, en un excelente discurso expuso los méritos de la santa. En 1970, asimismo, por el Papa Pablo VI, fue proclamada Doctora de la Iglesia.

Serie de RTVE Teresa de Jesús


Salamanca y el Renacimiento (XV)


SALAMANCA Y EL RENACIMIENTO



Domingo de Soto.
Escolásticos.ufm.edu
Domingo DE SOTO, fue un fraile dominico y destacado teólogo que nació en Segovia en 1494, llegando a ser confesor del emperador Carlos I. Ejerció el cargo de profesor de Teología en la Universidad de Salamanca, convirtiéndose en un importante miembro de la denominada Escuela de Salamanca.

En 1545, ante la imposibilidad de que asistiera Francisco de Vitoria, fue enviado al Concilio de Trento en calidad de teólogo imperial, donde sería redactor de los decretos conciliares. En 1548, como teólogo católico, intervino frente a los protestantes en la redacción del Interim de la Dieta de Augsburgo. También formando parte de la comisión de teólogos, que en 1550-1551, se reunió en Valladolid, participó en los debates en torno a la disputa abierta entre el humanista Juan Ginés de Sepúlveda y el padre Bartolomé de  las Casas por la cuestión indígena llamada de los justos títulos o polémica de los naturales.

Libri decem de iustitia & iure
wikipedia

De entre todas sus abundantes obras de teología, derecho, filosofía y lógica, destaca de forma especial, “De justitia et de jure libri septem”, extraordinaria síntesis del derecho de gentes. Asimismo no hay que desconocer que Domingo de Soto, fue el primero en establecer que un cuerpo en caída libre sufre una aceleración constante, representando un descubrimiento clave en física, y base esencial para el posterior estudio de la gravedad tanto por Galileo como por Newton.

Rodrigo GIL DE HONTAÑÓN, aunque originario de Cantabria, nació en Rascafría (Segovia), en 1500. Fue un arquitecto renacentista considerado como uno de los mejores que hubo en España durante el S. XVI, habiendo influido su estilo personal, incluso, en arquitectos modernos. Su obra se caracteriza por haber sabido representar en su ejecución la coexistencia entre el gótico tardío y el clasicismo renacentista, consiguiendo a la vez superar en nuestro país el medievalismo.

Hijo de Juan Gil de Hontañón, y hermano de, Juan Gil de Hontañón “El Mozo”, sobresalió respecto a los mismos. Después de ser sustituido, el primero, en 1526, en la maestría de las obras de la Catedral Nueva de Salamanca, por su hijo Juan, años más tarde, en 1538, el referido puesto pasó a ocuparlo el hermano de éste, Rodrigo. Este hecho influiría de manera decisiva en la construcción de la obra, pues al ser Rodrigo perfecto conocedor de los lenguajes gótico y renacentista, respetando la disposición general gótica, añade numerosas notas renacentistas en las ventanas, balaustradas, molduras, medallones, etc.

Palacio de Monterrey. wikipedia


Su obra se valora principalmente por la Arquitectura Civil, un ejemplo de lo cual se encuentra en Salamanca, el Palacio de Monterrey, que cuenta con una espléndida fachada plateresca en la que en los cuerpos superiores se intensifica el ornamento escultórico rematándose con una espectacular crestería. Su obra más famosa es la fachada del Colegio Mayorde San Ildefonso, actual sede del rectorado de la Universidad de Alcalá. No obstante también intervino en la ejecución de las obras de bastantes iglesias en diversas provincias, sobresaliendo en este aspecto la CapillaMayor de la Catedralde Segovia.

Salamanca y el Renacimiento (XIV)

SALAMANCA Y EL RENACIMIENTO



La Universidad de Salamanca conmemoró el V Centenario del nacimiento de este personaje tan estrechamente vinculado a Salamanca con una exposición con nutridos fondos bibliográficos que testimonian la incesante actividad de Diego de Covarrubias. (ver entrada en nuestro blog)

Diego DE COVARRUBIAS, jurista, político y eclesiástico, nació en Toledo, en 1512. Su padre fue Alonso de Covarrubias, arquitecto de la catedral de Toledo, y su hermano Antonio de Covarrubias y Leyva, profesor de Derecho en Salamanca y consejero de Castilla. Él, después de aprender latín y griego, marcho en 1527 a estudiar Derecho Canónico en la Universidad de Salamanca, siendo igualmente, en la misma universidad, alumno de Teología de Francisco de Vitoria y Domingo de Soto

En la Universidad salmantina obtuvo en 1538 el título de bachiller en cánones, y el de doctor al año siguiente, consiguiendo una cátedra en 1540 que desempeñó durante ocho años. Después de ejercer, de 1548 a 1559, el cargo de oidor en la Real Chancillería de Granada, en 1560, visitó la ciudad charra, interviniendo en la reforma de su Universidad  y en la modificación de sus estatutos. El mismo año, ostentando a título personal el rango de arzobispo, fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo, cargo que sucesivamente, más tarde, ocuparía en las diócesis de Segovia y Cuenca. Asimismo asistió al Concilio de Trento donde tuvo una activa participación en la sección concerniente a organización y disciplina.

Como miembro de la Escuela de Salamanca, interviniendo en las discusiones sobre si se podía hacer o no esclavos a los indígenas, toma manifiestamente partido por el antiesclavismo. Junto a Luis de Molina, teólogo y jurista perteneciente a la Compañía de Jesús, que también fue estudiante de la Universidad de Salamanca, desarrolló una teoría subjetiva del valor y precio que justificaba el valor de las cosas, por el libre acuerdo sobre el precio entre comprador y vendedor, determinado al final, por su abundancia o escasez. Es autor de una ingente y espléndida obra literaria en la que revela su magnífica condición de jurista y político, y en la que tampoco omite la de eclesiástico.

Diego PISADOR, aunque existen dudas al respecto, por ser bastante confusa su biografía, se cree que nació en Salamanca alrededor del año 1509 o 1510, llegando a ser un experto vihuelista y compositor musical. Era el hijo mayor de Alonso Pisador y de Isabel Ortiz, hija ésta, a su vez, de Alfonso (o Alonso) III de Fonseca, Arzobispo de Santiago y gran mecenas de la música. El padre, Alonso Pisador, después de trabajar como notario de la audiencia del citado arzobispo, pasó a prestar servicio al Conde de Monterrey, probablemente Alonso de Acevedo y Zúñiga, quien era nieto de Alfonso (o Alonso) III.

Portada de Libro de música de vihuela.
wikipedia
A pesar de que Diego Pisador, en 1526, tomó ordenes menores, hay dudas que siguiera después la carrera eclesiástica. Tras una larga ausencia de su padre de la ciudad salmantina, él cuida de su madre y de su hermano pequeño, haciéndose cargo de los asuntos económicos de la familia y desempeñando el cargo de mayordomo (administrador) de la ciudad, empleo que había ostentado su padre.

Aparte de su especialidad con la vihuela, instrumento de cuerda parecido al laúd, su principal obra es Libro de música de Vihuela, publicado en 1552, y dedicado a Felipe II, cuyas páginas contienen villancicos, villanescas, romances, fantasías, sonetos, misas, etc. El referido trabajo está compuesto o dividido en siete libros y consta de noventa y tres piezas, aunque si se considera, como su autor hizo, cada una de las partes de las misas como una obra separada, arrojará un total de ciento ochenta y seis piezas.

Diego Pisador - Dezidle al cavallero que - Giovanni Antonio Boltraffio

ir arriba